Tratamientos de lesiones vasculares por láser

Tratamientos de lesiones vasculares por láser

Tratamientos de lesiones vasculares por láser. El tratamiento láser es un método seguro y eficaz para el tratamiento de lesiones vasculares, que permite poner solución a estos síntomas con gran precisión.

Ventajas de la tecnología láser para la eliminación de lesiones vasculares

  • Trata venas pequeñas y medianas.
  • Tratamiento para la cuperosis.
  • Tratamiento ambulatorio NO INVASIVO.
  • 100% cómodo y sin grandes molestias.
  • Rápido. Dependiendo de la zona a tratar, puede durar de 5 a 30 min.
  • Eficaz en todo tipo de pieles. Y en cualquier época del año.
  • Totalmente SEGURO.

¿Para quién está indicado?

El láser para lesiones vasculares se indica para hombres y mujeres, aunque afecta principalmente al sector femenino. Gracias su seguridad y el leve dolor que implica, es ideal para aquellos que tengan miedo a tratamientos vasculares más invasivos.

Además de ser un método para tratar la cuperosis. La cuperosis es una afección dermatológica que se caracteriza por la aparición de rojeces en el rostro. Suele aparecer de forma irregular o de “telas de araña” y pueden tener diferentes tamaños. Normalmente aparecen por una alteración de minúsculos capilares subcutáneos a causa de la mala circulación.

Resultados del láser vascular

El tratamiento puede durar entre 15-30 minutos. Los resultados del tratamiento se empiezan a observar tras 2 meses de la primera sesión. De media serán necesarias entre 4 y 6 sesiones para conseguir unos resultados óptimos, aunque el número exacto de tratamientos dependerá del tamaño y tendencia de cicatrización del paciente.

Será conveniente esperar al menos 2 meses entre sesión y sesión, logrando obtener resultados de aclaramiento de hasta un 90%, dependiendo del tipo de lesión a tratar.

No se necesitan unos cuidados especiales pre o post tratamiento, pero se debe limitar la exposición solar y usar pantallas de protección durante semanas, antes y después del tratamiento.

 

Tratamientos de lesiones vasculares
Tratamientos de lesiones vasculares

¿Por qué se realiza?

El láser vascular se recomienda en pacientes que tienen lesiones vasculares rojas en cualquier zona del cuerpo, sobre todo en las piernas, donde provoca más molestias. Sin embargo, también pueden aplicarse en lesiones de la cara (talangiectasias faciales, eritema facial, puntos rubí, lagos venosos u otras).

¿En qué consiste?

El láser vascular consiste en aplicar un láser o pulso de luz que atraviesa la piel y se transforma en calor al absorberse por la hemoglobina de los vasos sanguíneos lesionados. Así, el calor coagula los vasos y facilita su eliminación. Esta técnica, llamada fototermólisis selectiva, reduce de forma progresiva el tamaño de las lesiones vasculares y, como consecuencia, el dolor (sobre todo en caso de piernas), sin afectar al resto de la piel.

lesiones vasculares por láser

El número de sesiones variará en cada paciente, según la cantidad y tamaño de los vasos afectados, así como el grado de reactividad vascular. Las sesiones suelen abarcar uno o dos meses y los resultados son visibles desde la primera, ya que unos diez días después se empieza a reducir el tamaño de las lesiones de forma progresiva.

Preparación para el láser vascular

No es necesaria ninguna preparación especial para el láser vascular, pero sí es importante que la piel no esté bronceada, ya que es un tratamiento láser que aplica calor sobre la piel.

Cuidados tras la intervención

Tras el láser vascular el especialista suele recomendar el uso de crema antiinflamatoria, para reducir dolores o molestias. Asimismo, algunos pacientes también necesitarán el uso de medias de compresión. Es importante, sobre todo, y siempre que se realiza un tratamiento con láser sobre la piel, evitar la exposición al sol, así como espacios que eleven mucho la temperatura corporal.

Si deseas más información de Tratamientos de lesiones vasculares por láser, pulsa aquí.